Archivo del sitio

¿Cómo puedo conocer la voluntad de Dios para mi vida?

BibliaPor: Pastor René X. Pereira

Esta es la pregunta que se hacen aquellos cristianos que de corazón desean vivir y actuar de acuerdo al propósito de Dios. La pregunta es legítima, aunque realmente no es la mejor pregunta.

La pregunta debiera ser: ¿Cuál es la voluntad de Dios? Y una vez conozco cuál es su voluntad y propósito, entonces ajusto mi vida a esa voluntad. Y Dios ha querido que cada creyente conozca su voluntad. Para eso nos ha dejado las Escrituras que claramente nos revelan el carácter divino y su perfecta voluntad. El apóstol Pablo le escribe a Timoteo: “Porque toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.” (2 Tim. 3:16) ¿Oíste bien? Para que el creyente sea perfecto (completo) y preparado para toda buena obra.

El segundo medio de gracia que Dios nos ha dado a todos los creyentes es la dirección y guía de su Espíritu Santo. Su Espíritu nos da discernimiento y entendimiento para poder conocer y comprender su Palabra y tomar decisiones según su voluntad. Para esto el creyente necesita recurrir a la oración con la cual tenemos comunión con el Señor y recibimos dirección para muchas cosas particulares y específicas. La Palabra nos da los principios generales. La oración y la guía de su Espíritu nos da la dirección para cosas particulares. Por ejemplo, la Escritura nos dice: “no te unas en yugo desigual con un incrédulo”. Una joven cristiana no necesita orar si el joven que le propone matrimonio es un inconverso; hay que obedecer y ya. Porque ya la Palabra ha dado el principio; sin embargo, si el joven es un creyente, la oración es necesaria para saber si ese joven en particular es la persona que Dios tiene para ella.

De modo que si de verdad deseas conocer y vivir de acuerdo a la voluntad de Dios necesitas dos cosas esenciales: Primero, escudriñar y examinar profundamente las Escrituras. Y segundo, tener una vida de oración y comunión estrecha con el Señor. El Señor ha prometido que dará sabiduría a aquellos que de corazón le buscan y le piden. El apóstol Santiago nos dice, “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” (Stgo. 1:5)

No cometas el error de tomar decisiones en tu vida sin contar con la dirección de Dios. NO dependas de tu intuición y tu propio juicio. El corazón es engañoso y tu propio juicio puede fallar y a menudo falla. Por eso el proverbista nos dice: “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión” (Prov. 3:5-7).

Espero esto sea de bendición para ti.

Los héroes de la fe de este tiempo

Kim Davis“Otros experimentaron vituperios y azotes, y a más de esto prisiones y cárceles. Fueron apedreados, aserrados, puestos a prueba, muertos a filo de espada; anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, pobres, angustiados, maltratados; de los cuales el mundo no era digno…” (Hebreos 11:36-38)

ha comenzado ya. No hay manera de ignorar la realidad. Ha comenzado a desatarse la persecución en los Estados Unidos en contra de todos aquellos que no estén dispuestos a claudicar a sus principios de fe y se nieguen a aceptar la nueva tiranía sexual que ha arropado a la una vez fue una nación que respetaba la Biblia y los principios de Dios.

Pero hay héroes de la fe en este tiempo, como los ha habido en otras épocas de la historia que han estado dispuestos a mantenerse firmes y sin ceder a sus principios. Ella se llama Kim Davis; una mujer cristiana que por sus princiios de fe se ha negado a inscribir matrimonios del mismo sexo en el estado de Kentucky. Acudió en auxilio de la Corte Suprema de los EU y la corte determinó que los derechos de los homosexuales están por encima de los derechos y las libertades religiosas. Esta última decisión de la Corte Suprema es muy importante ya que establece una jerarquía donde la libertad de conciencia cristiana pasa a un segundo plano. El candidato presidencial republicano Mike Hukabee, ex gobernador de Arkansas, dijo: “La detención de Kim Davis elimina todas las dudas acerca de la criminalización del cristianismo en este país. Debemos defenderlo”.

Esta valiente mujer, digna de admirar y emular, tomó entonces la decisión de no acatar la decisión de la Corte Suprema. Sabiendo lo que le iba a costar, Kim se mantuvo firme en su decisión. En el día de ayer fue arrestada y está en la cárcel. Esta es la primera víctima de persecución religiosa en los Estados Unidos. Con esto el gobierno diabólico de Barak Obama pretende enviar un claro mensaje a los cristianos de la nación: ¿O se someten a la tiranía homosexual norteamericana, o pagarán las consecuencias”.

Oremos por Kim Davis. Al ella recibir su sentencia, la aceptó gozosa y agradeció al juez por su decisión. Estas fueron sus palabras: “No puedo apartarme de lo que creo. Tengo que amar al Señor con todo mi corazón, mente, cuerpo y alma, con todas mis fuerzas. Con cada aliento que tomamos y cada latido de nuestro corazón”, dijo Davis. Al igual que Daniel cuando desobedeció el edicto del rey y le condenaron a ser echado al foso de los leones, y al igual que los tres jóvenes judíos a ser lanzados al horno de fuego por negarse a adorar la estatua de oro, Kim Davis se ha unido a esa lista de los héroes de la fe que por sus princiopios y convicciones soportaron prisiones, cárceles y todo tipo de vituperios. Este mundo no es digno de personas como Kim Davis.

Pero ahora me dirijo a ti, que lees estos comentarios: ¿Estás tú preparado(a) para ser fiel a Dios y a sus principios cuando te toque tu turno? Nuestra fe va a ser probada muy pronto, como lo fue la de Kim Davis. Ella pasó la prueba. Pero me temo que muchos cristianos que conozco no lo estarán. Algunos buscarán excusas para ceder. Porque muchos cristianos en este tiempo viven un cristianismo cómodo y de conveniencia. Si en las cosas más sencillas muchos no están dispuestos a poner a Dios en primer lugar de sus vidas, ¿qué será cuando esté en juego nuestra libertad personal?

Mis hermanos y amigos, esto ya ha comenzado. La persecución está en camino. Te exhorto a que examines tu corazón, evalúes tus prioridades y recuerda las palabras de Jesús: El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará. (Mateo 10:37)

Pastor Rene X. Pereira

¿Le conozco?

Juan 10:14-15, 27

ovejas1

Sin duda alguna, nuestro Señor Jesucristo conoce sus ovejas, pero tú, tú que dices ser una de sus ovejas;  ¿Le conoces a Él?  

Recientemente leí una noticia que me hizo reflexionar sobre esta pregunta; ¿Le conozco?   La noticia reseña que apenas 1 de cada 3 jóvenes evangélicos, jóvenes que dicen haber nacido de nuevo, creen que Jesús es el único camino al cielo.  Este argumento parece inverosímil (difícil de creer)  pero es real, quedó demostrado por medio de una encuesta realizada entre  jóvenes “cristianos”.  Este dato nos pudiera parecer alarmante, pero a mi juicio,  no debe sorprendernos. Siempre han sido muchos los que dicen ser seguidores de Cristo pero en realidad son pocos los discípulos. Quizás hoy día, por la poca doctrina o enseñanza bíblica correcta que existe, este dato pudiera ser más palpable pero debemos tener claro que siempre esto ha sido una realidad.  

Son muchos los que alegan haber entendido que Cristo es el único camino al Padre pero con su forma de vida lo niegan. Muchos alegan haber escuchado la voz del Pastor pero siguen viviendo sin dirección del Pastor. Una cosa es entender lo que la Biblia dice de Jesús como el camino a Dios y otra cosa es caminar por ese Camino hacia Dios. Una cosa es escuchar lo que dice la Biblia de Cristo, y otra es escuchar a Cristo.

Conocer al Pastor no se limita a una mera idea intelectual sobre el Pastor sino que el verdadero conocimiento del Pastor se traduce a una relación de tú a tú con Él.  Cuando una oveja ha aprendido a discriminar entre la voz de su Pastor y la voz de un ladrón normalmente habrá de seguir los pasos de su Pastor y huirá de todo aquello que lo aleje de Él.  Su vida tendrá dirección correcta, y esa dirección vendrá por la obediencia al Pastor.  Es anacrónico (contradictorio) decir que Jesucristo es mi pastor y vivir haciendo lo que me da la gana. Entonces la pregunta que debemos hacernos es; ¿Le conozco?

Pastor Wilfredo Borrero García

H2O

      Isaías 55:10  Porque como desciende de los cielos la lluvia, y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra y pan al que come,

      Isaías 55:11  así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, antes hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.

lluviaEl agua es parte indispensable en todos los procesos biológicos que se llevan a cabo en la naturaleza. Cuando esas gotas, compuestas de hidrógeno y oxígeno, caen  del cielo y riegan la tierra, comienza una reacción en cadena que culmina en el resurgir de nueva vida. Plantas, animales y todo tipo de ser viviente puede reproducirse y perpetuar su existencia gracias a ese preciado líquido. Las moléculas de H2O fueron creadas por nuestro Dios para cumplir un propósito específico en el  ciclo de la vida, sin ella la vida en nuestro planeta no existiría, así lo estableció nuestro Creador.

Con la Palabra de Dios ocurre de manera similar. Cuando ésta Palabra Santa, compuesta de Verdad y Amor, es “regada” o compartida, comienza una reacción en cadena,  dirigida por el Espíritu Santo de Dios, que culmina en el resurgir de nueva vida espiritual. Toda “semilla mojada” con esta Palabra, experimentará una metamorfosis que dará lugar a un nuevo ser con vida. Sin ella, sin esa Palabra,  no surgiría nueva vida en Dios, ella cumple un propósito específico en el surgimiento de la vida espiritual en el ser humano. Gracias damos a Dios por su Santa Palabra.

Tú y yo, los que hemos experimentado esa nueva vida que viene por el oír la Palabra de Dios, debemos ser agradecidos, y debemos convertirnos, en canales de riego por donde pase libremente esa Palabra, para que llegue a donde Dios la ha enviado a dar vida. Permite que ese “preciado regalo de Dios” fluya a través de ti. Que nada obstruya su fluir a través de tu vida…

Pastor Wifredo Borrero García